VIAJES FUERA DEL CUERPO - DE ROBERT MONROE

 

Por Frater Ha Mesharet

 

 

21 de Septiembre de 2017

 

Robert Monroe fue un empresario estadounidense que a lo largo de las décadas de los 60 y 70 se dedicó a la investigación de las capacidades psíquicas "peculiares" en el hombre, particularmente a todo lo relacionado con lo que en Thelema y en ocultismo en general se conoce como viajes astrales. A lo largo de su investigación, trabajó en distintos métodos previstos para producir y mesurar este tipo de experiencias, y sus esfuerzos en general continuaron tras su muerte a través del instituto que fundó, el Instituto Monroe.

 

Viajes fuera del Cuerpo es un clásico sobre viajes astrales publicado por Monroe en el año 1971. A pesar del tiempo transcurrido desde entonces, la obra mantiene su vigencia como uno de los mejores tratados sobre la cuestión. Siendo los viajes astrales un tema tratado poco extensiblemente por Aleister Crowley (quien apenas describe en detalle técnicas para alcanzar esos estados, o los pormenores del plano astral), esta obra cobra especial importancia para todos aquellos thelemitas decididos a explorar estos planos.

 

Es de destacar que aunque Monroe huye de todo matiz "ocultista" en su obra (a pesar de la mención a una misteriosa Orden u organización clandestina de carácter esotérico), el tratamiento marcadamente científico que le da Monroe lo aproxima mucho a los principios de la A∴A∴. Su Diario, donde registra sus experimentos justo después de realizarlos, es asombrosamente parecido a lo que las directrices de Crowley prescriben para un Diario de estas características. Así vemos a Monroe anotando posibles condicionantes en su práctica, hipótesis, descripciones detalladas, clasificaciones y tablas estadísticas, y manteniendo en general un método científico y una postura crítica y escéptica ante todo lo que se va encontrando.

 

En el trabajo de Neófito en la A∴A∴, uno está conminado a lograr un "perfecto dominio del plano astral". El Liber O es la guía esencial para este trabajo, cuya práctica involucra tanto simples visiones espirituales (el llamado srkying, de difícil traducción) como el viaje astral en sí mismo por medio del Cuerpo de Luz. Pero aún más allá, la práctica astral puede aspirar también a lo que hoy en día se conoce como "experiencias fuera del cuerpo", término que de hecho popularizó Monroe en tiempos modernos. Monroe aborda todas estas modalidades en su libro, describiendo y estableciendo una clasificación de lo que él llama "escenarios", diferenciando más claramente los distintos aspectos del plano astral, y haciendo especial hincapié en el Cuerpo de Luz, que él denomina "Segundo Cuerpo".

 

Monroe incide con regularidad en aspectos que Crowley menciona en el Liber O y en otros sitios (como el capítulo sobre el Cuerpo de Luz en el Magia(k) en Teoría y Práctica). Por ejemplo en la necesidad de conseguir una buena concentración (Dharana) para controlar y mantenerse firmemente en la experiencia, o en la necesidad de reintegrarse cuidadosamente en el cuerpo físico una vez terminado el viaje. Pero generalmente hablando, puede decirse que Monroe va más allá que Crowley en los pormenores del plano astral (aunque Crowley sea superior a Monroe en otros aspectos), y que la experiencia fuera del cuerpo que Monroe describe lleva la experiencia astral a su máxima expresión, algo que todo practicante serio debería considerar.

 

En la segunda mitad del libro Monroe pasa a profundizar en su técnica empleada para alcanzar los estados descritos. Aquí como de costumbre utiliza una clasificación para describir los diferentes estados por los que la mente se va adentrando a lo largo de la práctica, en base a su metodología empleada. Son de remarcar las "vibraciones" a las que alude, que quizá sean su elemento más característico, y que determinan el momento en que uno "se desprende" de su cuerpo físico y transfiere su consciencia por completo al cuerpo astral. Esta parte del libro es obviamente de gran interés para el practicante de Thelema, y cuenta además con el punto a favor de que este método haya sido testado por mucha gente con resultados positivos.

 

A lo largo de todo el libro, Monroe saca a relucir las hipótesis que le surgen producto de su experimentación en el ámbito astral. Este es un punto particularmente interesante, porque si se separa su discurso de todo lo particular o subjetivo, puede verse cómo a partir de sus experiencias, Monroe llega a las mismas conclusiones sobre la naturaleza del Mundo de Yetzirah, o sea sobre la existencia de una realidad y un orden universal situados por debajo del tejido de la realidad mundana, que es el primer paso al que se enfrenta el iniciado en el camino hacia la Gran Obra. Monroe claramente intuye que esto es la base de algo más, aunque carezca de un mapa donde situarse debidamente.

 

Igualmente, algunos advertirán cómo Monroe entrevé con asombrosa intuición (siempre a partir de su propia experiencia personal) los primeros indicios de cosas como el Amrita o Elixir de la Vida en Thelema, que guardan relación con lo que Monroe denomina "Loosh" en otro de sus libros, Viajes Lejanos. Es decir, un Prana o principio vital que va más allá de lo puramente físico e involucra también los planos sutiles y el grado de consciencia o iniciación del individuo. Esto es algo que todo aspirante puede deducir fácilmente tras sus primeros pasos en la iniciación, el dominio completo del plano astral, y las primeras agitaciones de la Kundalini entre los grados de Neófito y Zelator, por lo que no es extraño que Monroe lo advierta a su manera.

 

La edición en español de este libro, publicada por la editorial Palmyra en 2008, es más que decente y sigue disponible fácilmente en librerías. En definitiva: un título que todos aquellos interesados en los viajes astrales, especialmente desde el punto de vista práctico, harían bien en leer.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pyramidos Clerk House