ATU XV - EL DIABLO

 

Sendero de Ayin

 

El fondo de este Atu representa el interior de la Tierra: las raíces del Árbol de la Vida, como Crowley apunta en el Libro de Thoth (las raíces serían esa especie de telarañas del fondo). Esto encaja con la cabra como animal representativo de Pan Pangenetor, "el que todo lo engendra", como causa o principio de todas las cosas, y con el elemento Tierra al que está asignado Capricornio, el signo atribuido a este Sendero, así como con el título esotérico dado a este Atu: "el Señor de las Puertas de la Materia". 

 

Esta es también una representación de Baphomet, equivalente a Pan en algunos aspectos, y Dios al que presuntamente adoraban los Caballeros del Temple (presuntamente porque no existen indicios históricos de esto), al que Eliphas Levi dibujó en su más famosa representación, que vemos abajo. En la imagen, la vara con el Ba-Hadit hace las veces de Caduceo, mientras que las formas masculinas y femeninas que alberga en los testículos definen su carácter andrógino (el pilar derecho/masculino y el izquierdo/femenino del Árbol), y su señal de "como es arriba es abajo" aparece sugerida por la continación del tronco del Árbol hacia arriba y de la vara hacia abajo, lo cual sugiere completitud, pues Pan es El Todo. El hecho de encontrar a la Cabra bajo tierra, en las profundidades, cuando ella de hecho pertenece a las Eternas Nieves (ver Liber VII), es decir a las más grandes alturas, hace referencia asimismo a su carácter que todo lo abarca.

 

 

La circunferencia que atraviesa el tronco/falo en la parte superior del Atu representa a Nuit, en este contexto. Pan es en cierto modo una "función" de Nuit, o un "camino" hacia ella (la fórmula N.O.X. o "Noche de Pan", que lleva al Mundo de Atziluth y a los Supernos, formas inferiores de Nuit) si bien ambos Dioses podrían ser equivalentes en algunos aspectos. La principal distinción podría ser que Pan es el Todo, mientras que Nuit es la Nada, lo que implica la disolución del 1 en el 0, necesaria para una verdadera integración en la Vida Universal. El que aquí el Falo penetre en esa "infinidad" sugiere esto en cierto modo, lo que también recuerda a Hadit (el Globo Alado o Ba-Hadit que aparece en estre Atu), que unido a su esposa Nuit concibe el Todo de la manifestación.

 

El tercer ojo que la Cabra tiene en la frente representa a Ayin, la letra atribuida a este Sendero, que significa "ojo". Es también el ojo de Shiva, que hemos visto en otras cartas (Atu XXI y Atu XVI). Aquí también es el "tercer ojo", lo que tiene importantes implicaciones en el sistema Hindú (el Chakra Ajna, situado a la altura de la frente). Los cuernos de la cabra crecen en espiral por la "fuerza espiral del Universo", frase de Los Oráculos Caldeos que Crowley cita a menudo en sus textos. La guirnalda en la cabeza de la cabra resalta de nuevo su fecundidad.

 

Este es el primer Atu que conecta Tiphareth con la parte baja del Árbol, o más concretamente el Mundo de Briah con el de Yetzirah: el Mundo de la Creación con el Mundo de la Formación. Esto es sugerido por la propia fecundidad de Pan, y por las "formas" que alberga en los testículos, listas para salir a la superficie y manifestarse en formas de pensamiento. Se trata en general de una representación del paso de Briah a Yetzirah. El que conecte a Tiphareth con Hod en particular le da ese carácter concreto a este aspecto de la mente, pues se trata del influjo del germen de la idea o concepción arquetípica del pensamiento (Tiphareth), en la función propia que da forma y estructura a ese pensamiento (Hod).

 

El Caduceo (propio de Hermes/Mercurio), junto a las figuras mercuriales de los testículos, sugieren ese dinamismo, que en el contexto material (elemento Tierra) y sexual de este Atu, corresponde con la eyaculación o transición entre ambos mundos, el de la idea y el de la forma, como símbolo de vida.

 

Pan se relaciona esotéricamente con Samael (equivalente a Satán) por la numeración de ambos nombres: 131. Por otro lado, esto no los hace equivalentes exactamente. La representación original de Satán hecha en la Biblia es la de EL adversario, es decir, no UN adversario de algo en particular, lo que le da cierto carácter de totalidad que podría quizá relacionarlo con Pan, pero sólo tangencialmente. En cualquier caso, esta es la razón por la que el Satán abrahamánico representa a Apofis en la fórmula IAO (la "A" de IAO; ver "Magia(k) en Teoría y Práctica"), y en atribuciones similares. Resulta tan absurdo odiarlo como adorarlo: su absoluta independencia y oposición a todo son necesarias para el éxito verdadero de cualquier operación. Satán también es Saturno, el Planeta que rige Capricornio, cuyas cualidades negativas nacieron de la interpretación que se hizo en el Eón de Osiris de los principios que encarna Saturno, Dios del tiempo y por lo tanto de la muerte, pero también de la vida, ya que el Sol renueva su curso a su entrada en el Signo de Capricornio, en el Solsticio de Invierno.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pyramidos 671. Todo el material de Aleister Crowley tiene © Ordo Templi Orientis