ATU XII - EL COLGADO

 

Sendero de Mem

 

Este Sendero une el intelecto, o pensamiento formal de Hod, con el catalítico briáhtico de Geburah. La forma y el intelecto resultan purgados por la influencia de Geburah aquí, despojados de todo lo no esencial y ajustandose a lo que la verdad o la necesidad exigen, en relación con cada el Karma de cada uno. Debido a ese "ajustarse a la necesidad", este Sendero cobra el carácter de algo "violento", estando de hecho situado en el Pilar Izquierdo por entero, y atribuido al elemento Agua como "Sangre" (algo parecido, pero más extremo, veremos en el Atu VII). En el sentido contrario, es decir de Geburah a Hod, es Geburah el que señala cómo ha de manifestarse esa "verdad muda" en el pensamiento, en el sentido de lo que es "justo" para cada persona, aunque no se trate ésta de una moralidad artíficial o pretendidamente "objetiva", sino natural, ajustada a cada Microcosmos particular. 

 

En este sentido, este Atu representa la consciencia en sí, moral en cierto modo, que media entre los Supernos por encima del Abismo (representado por la línea que separa al Colgado de la parte superior), simbolizados aquí por el Agua verdosa (Venus, color del Ágape), y por Kether como la esfera de donde surge el Ankh, que simboliza el elemento Espíritu y la vida (ver Atu XX). Esta consciencia es previa a toda forma de pensamiento , siendo un aspecto de Briah, por lo tanto. Este pensamiento formal es lo que surge de la cabeza del Colgado, irradiando sobre la tríada inferior. Su cabeza está así pues situada en Hod, con la Serpiente mercurial dando luz al intelecto. La continuidad característica de la consciencia está de hecho señalada por los nudos de la Serpiente: Hod como número 8 (símbolo de la infinidad), así como por los tres nudos y medio de la serpiente Kundalini, especialmente característica de dicho Sephirah.

 

Esta consciencia está también sugerida por la estructura del fondo, hecha de pequeños paneles uniformes, como una malla continua, con un cuadrado sombreado indicando las propiedades de limitación y estructura del número Cuatro, de importancia tan decisiva en el antiguo Eón. El agua de la parte inferior, distinta de la de la parte superior, representa el elemento atribuido a la esfera de Hod. El número Cuatro también aparece en las cuatro esferas verdes a las que está clavado el Colgado.

 

La figura del Colgado dibuja el símbolo de la Golden Dawn, el triángulo de Fuego montado por la Cruz. Como tal, simboliza el "hombre natural consumido por el Fuego del Espíritu" (ver El Libro de las Mentiras, y Atu XX). Esto es un ajuste característico que Crowley hace del antiguo diseño, cuya forma sugerida por la figura del Colgado dibujaba un triángulo de Agua, Elemento propio del antiguo Eón, en lugar de uno de Fuego. Las razones para este cambio se deben al nuevo Eón, aunque Crowley no trata de "redimir" la carta, pues al fin y al cabo conserva los elementos y la estructura básica original, y como Crowley señala en el Libro de Thoth, esta carta ha de servir como recordatorio del pasado, para no repetirlo: por lo tanto no trata de reescribirlo, sino de ajustar ciertos detalles al margen de todo tipo de consideraciones históricas o políticas. En cuanto a dicho "recordatorio" del pasado, resulta evidente si le damos la vuelta a la carta y vemos al Cristo crucificado en posición vertical, formando ahora el triángulo descendente del Agua, Elemento atribuido a este Sendero, lo que implica que como Crowley apunta, en esta carta "todo está del revés", algo que en el antiguo diseño estaba confundido o deliberadamente tergiversado, ya que al darle la vuelta obteníamos el triángulo de Fuego.

 

Símbolo de la Golden Dawn

Antiguo Atu de El Colgado, Tarot de Marsella

 

Este cambio implica que algo había en la inversión del antiguo símbolo que lo hacía característico de la redención y mala consciencia propias del Eón de Osiris. Con el Eón de Horus, esto cambia y ya no se es esclavo de la limitación y falsa consciencia moral que esto implica en todos los sentidos, limitación que encarna el número Cuatro, que vemos representado en este Atu. Este cambio, y el mismo hecho de que la carta "esté del revés", representa en parte una inversión moral, pero principalmente un ajuste que trata de ilustrar mejor los hechos de la naturaleza, pues la "redención" y la moralidad propias del antiguo Eón no tenían nada natural en que apoyarse realmente, salvo en su propia patología. Dicha inversión en este sentido podría implicar cierta intuición o conocimiento, entre quienes diseñaron esta carta en el previo Eón, de todo lo anterior. 

 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pyramidos 671. Todo el material de Aleister Crowley tiene © Ordo Templi Orientis