ATU XXI - EL UNIVERSO

 

Sendero de Tau

 

 

Conecta Assiah con Yetzirah

Malkuth 10 / , / E--- Yesod 9 / = D

Pilar medio - Pilar medio

 

Letra t (Tau: Cruz, Marca) - Valor numérico 400

Atribución - '

 

32 Senderos de la Cábala - La Inteligencia Asistente (Sirviente, Administrativa)

Título del Atu (777 Columna CLXXX) - El Grande de la Noche de los Tiempos

Designación (777 Columna CLXXXI) - Debe contener una demostración de la cuadratura del Círculo

 

Tarea en la A∴A∴ - Grado Neófito 1=10: "Ha de adquirir un dominio perfecto del Plano Astral" (Una Estrella a la Vista)

"Será además examinado en su poder de Viajar con la Visión del Espíritu" (Liber CLXXXV)

"La Formulación del Cuerpo de Luz" (Liber Viarum Viae)

 

***

 

Este Sendero conecta la esfera núcleo del sensorium de la mente (Yesod), con la esfera en la que el individuo percibe e interactúa con el mundo (Malkuth). Esto representa la relación entre la subjetividad que determina la relación de uno mismo con la realidad objetiva, y el plano físico donde todo eso se experimenta. 

 

Un desequilibrio en este Sendero implica la disociación entre ambas cosas, cierto automatismo y falta de introspección. En el plano de la Iniciación, lo anterior representa una narrativa sesgada de la realidad, basada en la noción de ser un individuo separado del resto de la existencia. Un ajuste adecuado en cambio lleva a hacerse consciente de los automatismos de la personalidad y el subconsciente en relación con el mundo, y de un nuevo entendimiento del orden del Universo, basado en la unión y continuidad de la naturaleza en todos sus aspectos (1).

 

La Vesica Piscis que enmarca el Atu representa un útero para esa conexión, simbolismo este (el del útero) con que se la concebía antiguamente. Útero o puerta de acceso que sugiere también un ojo, como también se la representaba (2). Igualmente, la Vesica son dos círculos unidos, un "matrimonio sagrado" o unión de contrarios entre sujeto y objeto, de cuya unión nace la percepción o experiencia del universo.

 

Los Querubines situados en cada esquina, que acompañan muchas representaciones medievales de la Vesica, representan una síntesis simbólica de los cuatro Elementos que componen toda la creación (3). En el diseño de esta carta, los Querubines no están en la posición que habitualmente les corresponde, ya que el Águila está situada en la esquina que le correspondería al Hombre, y viceversa, algo que también ocurre en el Atu V.

 

El significado de este cambio debe estudiarse en el Aetiro número 23 del Liber 418, cuyas implicaciones son demasiado extensas como para ser abordadas aquí. Señalar únicamente que la disposición resultante de los Elementos, con activos y pasivos balanceados en la cruz del Zodíaco, implica un equilibrio más apropiado para expresar el dinamismo propio del Universo (4).

 

La Tierra representada en la imagen está pintada con el verde de Venus y no de negro, aunque el negro sea su atribución habitual, que en otros sentidos se mantiene. Esto se debe a la llegada del nuevo Eón, que representa Horus, el Hierofante del Eón (5). Venus aquí representa básicamente el amor o la unidad que subyace a toda la creación.

 

La valla que rodea la Tierra es Cheth, palabra hebrea que significa "valla" (ver Atu VII). La forman 72 verjas que representan los quinarios del Zodíaco, el Shemhamphorasch. Las estrellas que aparecen sobre esta valla representan la rueda del Zodíaco igualmente, con el detalle de que la forma en que está dibujada sugiere cierto dinamismo, como si girara (6). Teniendo en cuenta que la palabra Cheth tiene el valor numérico de 418, el mismo valor que Abrahadabra, la Palabra del Eón (no confundir con la Palabra de la Ley, Thelema), esto parece implicar que es esta Palabra, representante del Eón, la que hace girar ahora el Mundo (7) y preside la iniciación del planeta.

 

Este dinamismo está presente también en el pelo espiral de la Mujer y en la Cinta de Moebius del fondo. Particularmente, la Cinta de Moebius expresa que la estructura de la realidad está basada por entero en un movimiento perpetuo. Este es también otro símbolo de infinidad dinámica. El pelo de la Mujer señala el carácter espiral de ese movimiento.

 

El dinamismo presente en esta carta contrasta con Saturno y con el elemento Tierra: las atribuciones dadas a este Sendero, que implican inercia y fatalidad. Esto se relaciona con ese dinamismo propio del Univero que aparece señalado en esta carta, algo que se asocia a otra novedad introducida por el Nuevo Eón: la conciencia de un movimiento y una actividad constante en la materia prima que representa el individuo (8), que deja de considerarse como inerte. Esto se relaciona con el comienzo de la Iniciación que implica la apertura al Astral en este Sendero, algo que le da al individuo cierta conciencia de su ser como proceso y no como elemento estático.

 

La Materia en sí, relacionada con Malkuth, viene representada en la carta por el templo griego de la parte inferior de la imagen, la "Casa de la Materia" construida con los noventa y dos elementos químicos conocidos en el momento en que se diseñó la carta (9).

 

La Mujer representada en la imagen es Malkah: la Novia o Hija del Tetragrammaton, o sea la letra He inferior de YHVH, atribuida a Malkuth. Aquí se la ve sujetando la guadaña, símbolo de Saturno. Esta guadaña parece surgir del ojo representado, que simboliza a Kether y el Ángel, de cuya existencia hace consciente la experiencia en este Sendero, como primer paso en la Iniciación. Primer paso que representa una "muerte" respecto al mundo conocido hasta el momento, muerte simbolizada por la guadaña, característica de Saturno.

 

La Serpiente se ciñe aquí sobre el Huevo Órfico o Corazón, un símbolo del ascenso de la Serpiente de la Iniciación por el Árbol (10). Junto a la mujer, ambas forman la figura de un 8: otro símbolo de la infinidad con que se representa al Universo. 

 

Por su parte, el Huevo es negro, lo que corresponde con Akasha, el Tattwa del Espíritu, la oscuridad de la que todo proviene. Este es el color negro asignado tradicionalmente al elemento Tierra y a Saturno. En contraposición, Kether es de color blanco, y tal como dice el dicho cabalístico, "Kether está en Malkuth, igual que Malkuth está en Kether, pero de otra forma", lo que implica una identificación mutua entre ambas esferas (11).

 

Por último, el Árbol de la Vida situado en el centro de la carta, que sólo pueden ver los "puros de corazón", como dice Crowley en el Libro de Thoth, se refiere lo más probablemente al pequeño pene que tiene la Mujer. La alusión es quizá a que la letra Tau es considerada el Falo erecto, así como la cruz de los elementos donde está contenida toda la manifestación, y por lo tanto todo el Árbol (12).

 

***

 

1 - El resto de Senderos que conectan con Malkuth también implican esto en el contexto de la Iniciación, pero este es el que mejor caracteriza esta transición al estar conectado a Yesod a través del Pilar Medio.

 

2 - The Canon, pg 12-13. Como ojo, sugiere aquí el punto de vista individual desde el que se accede al mundo o a la Iniciación. Tener en cuenta que Malkuth es el receptáculo de todo el Árbol, el punto de la verdadera manifestación.

 

3 - En el contexto de la Iniciación, a estos Querubines se les atribuyen los llamados "Cuatro Poderes de la Esfinge": Conocer, Querer, Atreverse, y Guardar Silencio. Estos Poderes representan el balance equilibrado de los cuatro elementos: las cuatro esquinas simbólicas del fundamento espiritual necesario para construir un edificio sólido y equilibrado: la llamada Pirámide del Espíritu o de la Iniciación.

 

4 - Ver este ensayo para más detalles.

 

5 - Ver Liber Tzaddi"Desciendo en picado sobre la tierra negra, y ésta se alegra volviéndose verde ante mi llegada."

 

6 - El giro naturalmente lo efectúa la Tierra, en el Zodíaco las estrellas están fijas.

 

7 - La antigua denominación de este Atu, "El Mundo", se refería al mundo como totalidad de la existencia, como Universo, en definitiva. 

 

8 - El individuo ignorante de todo en Malkuth es llamado la "materia prima" de la Gran Obra, que empieza en este punto. 

 

9 - Son significativos en este contexto los avances en la concepción de la Materia hechos por la física contemporánea en el siglo XX, que dejaron de atribuirle las propiedades de un cuerpo inerte, para pasar a ser entendida como un elemento dinámico en contínua transformación.

 

10 - La Serpiente de la Iniciación cubre los 22 Senderos del Árbol, y representa el ascenso progresivo del iniciado por el Árbol. Es básicamente la misma Serpiente que sube ciñéndose al Huevo Órfico. Ver especialmente el Liber LXV en relación a este simbolismo.

 

11 - El Huevo es un elemento especialmente característico del Sendero del Loco (Atu 0), el Sendero que parte de Kether. Representa básicamente lo latente o inmanifestado, el 0 del cual todo proviene.

 

12 - Por ello, en magia(k) ceremonial, la Tau en el centro del Círculo se divide en diez escuadras, atribuidas a los diez Sephiroth. En general, la Tau tiene una larga tradición en magia(k) ceremonial.

       Este "contenerlo todo" se asemeja a las atribuciones del Árbol entero que lleva el Loco en su bolsa (ver Atu 0), remarcando así la relación entre ambas cartas: el Alfa y el Omega de los Senderos y Atus.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pyramidos Clerk House