ATU XX - EL EÓN

 

Sendero de Shin

 

 

Conecta Assiah con Yetzirah

Malkuth 10 / , / E --- Hod 8 / # / C

Pilar medio - Pilar de la severidad

 

Letra v (Shin: Diente) - Valor numérico 300 

Atribución - B - A

 

32 Senderos de la Cábala - La Inteligencia Perpetua

Título del Atu (777 Columna CLXXX) - El Espíritu del Fuego Original

Designación (777 Columna CLXXXI) - Israfel haciendo sonar la Última Trompeta. Muertos levantándose de sus tumbas

 

Tarea en la A∴A∴ - Grado Zelator 2=9: Liber HHH, meditación AAA - "Se lo examinará en el Liber HHH" (Liber CLXXXV)

"El Pasaje a la Cámara del Rey. Liber HHH" (Liber Viarum Viae)

 

***

 

Este Sendero conecta la esfera del intelecto, o función estructural de la mente (Hod), con la esfera en que se percibe e interactúa con el mundo (Malkuth). Esta conexión implica el marco mental empleado para aproximarse a la realidad. Debido a que el contacto con el mundo moldea en gran medida la configuración mental del individuo, esto conlleva el marco mental desde el que la humanidad afronta el mundo en cada momento. 

 

Este Sendero representa entonces la ley espiritual en que existe el individuo: el Eón de Horus actualmente, presagiando al mismo tiempo el Eón que ha de venir después, lo que hace contemplar el Eón actual en su aspecto dinámico y temporal, y no como algo estático y destinado a durar para siempre. Un desequilibrio aquí implica el uso de estructuras mentales no propias del Eón actual (1).

 

En el Atu aparece la Estela de la Revelación, emblema por excelencia del Nuevo Eón, que sustituye aquí al anterior diseño de la carta propio del Eón anterior, el "Juicio Final" (2). Aquí la figura de Nuit (la mujer arqueada al fondo) (3) y la de Hadit (el globo alado al frente) se conjugan formando un Ankh, la figura que preside este Atu.

 

De la unión de Nuit y Hadit se origina el universo en su forma compuesta: Heru-ra-ha, la pareja formada por los gemelos Ra-Hoor-Khuit y Hoor-Paar-Kraath, representados aquí en la imagen. Ra-Hoor-Khuit es el visible de los dos hermanos (4), y representa básicamente la existencia manifiesta, el Árbol de la Vida en su totalidad, mientras que Hoor-Paar-Kraath (también llamado Harpócrates) se encuentra siempre latente y oculto, algo que aquí sugiere su figura translúcida y el signo del Silencio que hace con la mano (su signo característico) (5).

 

La figura formada por la conjunción entre Nuit y Hadit sugiere un Ankh (que significa "vida"), símbolo equivalente a la Rosa-Cruz, la unión equilibrada de los opuestos. El Ankh es también reminiscente del símbolo de Venus, cuyo color verde puede verse aquí también. También está atribuido al elemento Espíritu correspondiente a este Sendero, elemento que origina y vivifica a los otros cuatro. Siendo así, también está atribuido al quinto Poder de la Esfinge, que es "Ire" (en latín), que significa "ir" o "avanzar" (6), y que corresponde con el elemento Espíritu.

 

El Fuego (o "Fuego del Espíritu"), el otro elemento atribuido a este Sendero, aparece representado en las llamas sobre las que se sitúan las cabezas de la letra Shin, asignada a este Sendero (7), con esas pequeñas figuras humanas levantándose en su interior. El montículo sobre el que se sitúa la Shin, bajo el globo alado de Hadit, dibuja el signo de Libra. Desde este punto de vista, los hombrecillos de la Shin representan el futuro Eón de Maat (asignado a Libra) gestándose en las llamas del Fuego del presente Eón, ya que el Eón de Horus corresponde al elemento Fuego.

 

De un modo parecido, aunque de una forma histérica y posesiva, en el anterior Eón esta carta presagiaba su propio final, el llamado Juicio Final del Apocalipsis, que como Crowley señala tuvo lugar ya en 1904 con el advenimiento del Nuevo Eón y con el Eón de Osiris consumido por el Fuego. El Ankh del Espíritu (el quinto elemento), ha reemplazado por lo tanto a la Cruz (los cuatro elementos ciegos) que antes aparecía en esta carta.

 

***

 

1 - Esto necesitaría de un ensayo entero para explicarse bien. Basta decir aquí que el Viejo Eón carecía del marco mental del Eón de Horus, marco que se caracteriza por una visión unificadora de la realidad, basada en considerar que la mente o subjetividad del individuo no está separada del resto de la existencia, guardando relaciones causales entre ambas partes. De esta visión de la realidad se habla también en el Atu XXI, donde esta perspectiva se asocia a su carácter más orgánico, y no al esencialmente intelectual, como ocurre aquí.

      Esta visión de la realidad se basa en la palabra Abrahadabra, que expresa la fórmula del Eón actual. Esta palabra señala la unión y relación entre la subjetividad del individuo y el universo objetivo. Puede encontrársela más presente en el Atu VII y Atu V, conectando el microcosmos del hombre con el macrocosmos de los Supernos, ya que esa visión unitaria de la realidad está basada fundamentalmente en los principios de los Supernos.

 

2 - El anterior diseño de esta carta era llamado así, "El Juicio".

 

3 - Nuit aparece con su cinturón puesto, la faja del Zodíaco, cuyos surcos recorren los siete planetas que aparecen representados en él. Sus pechos son galaxias, lo que alude a la Vía Láctea y a la "leche de las estrellas" que segrega de sus pechos. Ver especialmente Liber LXV, Capítulo V, verso 65: "Así también acaba el libro, y el Señor Adonai lo envuelve por todas partes como un Rayo, y un Pilón, y una Serpiente, y un Falo, y en el centro está él, como una Mujer que segrega la leche de las estrellas de sus pechos, sí, la leche de las estrellas de sus pechos."

 

4 - El llamado "objeto visible de adoración" en el Libro de la Ley.

 

5 - Es significativo que aquí Ra-Hoor-Khuit aparezca dentro de lo que sugiere un Huevo, lugar que le correspondería ocupar a su hermano Hoor-Paar-Kraath en teoría (el llamado Huevo de Harpócrates). El Cisne en la cabeza de este último está atribuido a Kether, donde se oculta este gemelo en su Huevo (ver Atu 0).

 

6 - Esta es la razón por la qué los egipcios fabricaban sus sandalias con forma de Ankh. El Poder de Ire corresponde igualmente con Hadit, el globo alado aquí representado.

 

7 - Shin significa "diente", y es una de las tres letras madre del alfabeto hebreo, junto a Mem y Aleph. Juntas representan los tres elementos principales que conforman toda la creación: Fuego, Agua, y Aire. En su atribución al Espíritu, Shin es característica del hombre perfeccionado, YHShVH (Yeheshuah, "Jesús" en hebreo). Esto representa el quinto elemento añadido a los otros cuatro y a la fórmula del Tetragrammaton.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Pyramidos Clerk House